Al mejorar la estética de un lugar, mejora la calidad de vida; porque se fortalece un sentido de pertenencia, se crean microempresas, el lugar se convierte en un destino y mejora la calidad de vida.”
— Harris Whitbeck